Graneros de FuerteventuraHistorias

Germán Vera

"Llevo dieciocho años en la empresa y me siento muy a gusto"
VER SU HISTORIA

Pedro Simón Pérez

"La respuesta de nuestros clientes es muy gratificante"
VER SU HISTORIA

Germán Vera

Llevo dieciocho años en la empresa. Me siento conforme y muy a gusto. Es una empresa estable que sigue ofreciendo puestos de trabajo, siempre de acuerdo a como se va comportando el mercado. En todos estos años, y con un sólido presente, se ha demostrado su solvencia.

Siempre he desempeñado este puesto de trabajo. Aquí se plantea el día según la demanda del mercado y la planificación. Según lo previsto, se elabora, tanto a granel como en sacos, la cantidad que va a salir a la calle de millo y de pienso, para cabra u otro animal, y se envía. Tenemos que hacer la programación pensando también en los tiempos de entrega de cada jornada.

En el control le decimos al sistema informático cuáles son las materias primas a utilizar y las cantidades a mezclar. Todo con exactitud, la dosificación es automática. Intervenimos un poco más si tenemos que preparar piensos a medida, lo que sucede cuando el ganadero solicita un cereal puro -millo, maíz, cebada- con el fin de hacer sus propias mezclas según sus necesidades.

Estar tan próximos a nuestros clientes, física y geográficamente hablando, nos ayuda mucho a resolver las inquietudes de los ganaderos, quienes pueden venir a comentarnos sus necesidades. Nosotros podemos preparar fórmulas específicas casi inmediatamente. También revisamos la eficacia del producto  mediante exhaustivos controles de calidad.

Tenemos materias primas de la mejor calidad y niveles de producción óptimos. Si no se produce más es por las limitaciones del mercado, que son las naturales, las que son propias de la tierra.

Pedro Simón Pérez

Soy el comercial de la empresa, llevo ocho años trabajando aquí y estoy muy satisfecho.  Mi trabajo consiste en conocer a mis clientes, dedicarme a ellos, compartir su día a día. Me gusta mucho trabajar desde la cercanía. Además, lo hago porque es la mejor manera que tenemos para ofrecerles óptima calidad, el servicio más eficaz y  siempre, en el momento preciso. La vida de las personas que trabajan en el sector primario es muy diferente a la que se lleva en la ciudad. Por eso, es fundamental estar con ellos en el día a día, saber cuáles son los momentos más apropiados para visitarles y acompañarles.

Cuando voy a algún evento y se me acerca un chiquillo a saludarme, que es hijo de alguno de mis clientes, siento que mi trabajo se está haciendo bien porque ya la familia me conoce.

Ante cualquier cambio o demanda urgente del cliente, tenemos la capacidad de actuar sobre la marcha y en pocas horas la situación está solucionada. Este sector tiene sus propios tiempos y en ese sentido somos muy eficaces. Estamos aquí, no dependemos de otra isla, tenemos la fábrica y los camiones en Puerto del Rosario. No es necesario esperar a que venga un barco o depender de que los problemas climáticos favorezcan o entorpezcan la llegada de la mercancía. Tenemos almacenada materia prima de la mejor calidad.

Pero no solamente es fundamenal la cercanía de mi labor, sino toda la tecnología y la calidad que acompañan nuestro servicio como, por ejemplo, la analítica semanal con la que acompañamos los pedidos.

También trabajamos en Lanzarote. Me dedico plenamente a las dos islas, tanto en panadería como en ganadería. Hemos incorporado una nueva línea de productos destinada a la alimentación para perros.  Son piensos de nuevas marcas y de la mejor calidad. Además, tenemos una buena variedad de mezclas para cabras, millo, alfalfas granuladas y en rama. Particularmente aquí fabricamos los tres tipos de mezcla para cabras que ofrecemos, el de alta producción, que es un pienso lechero con muy buen nivel de proteínas y grasa, y otros productos de alta calidad que importamos.

Grafusa se fundó cuando  Puerto del Rosario necesitaba de un granero. Eran tiempos en los que había una situación de profunda carencia. Los antiguos socios, muchos de ellos ya no están, decidieron montar esto para tener un granero y una fábrica de harina aquí, en Fuerteventura, y no depender de un barco. Ahora podemos tener granos almacenados durante meses y una fábrica de harina, con lo que eso significa, que es muchísimo. Creo que no somos conscientes de cuánto ha contribuido al desarrollo de Fuerteventura esta empresa pionera.

Asimismo, es una empresa muy implicada en la sociedad. Patrocinamos equipos de lucha, de fútbol base, de ciclismo, actividades de colombofilia. Por otra parte, intentamos participar en la mayor medida posible de las fiestas de los pueblos y de las diversas ferias de la zona.

La respuesta de nuestros clientes es muy gratificante, siempre elijen nuestros productos, siempre optan por Grafusa.

Momentos enGraneros de Fuerteventura