Gofio La PiñaHistorias

Inma Rodríguez Déniz

"El gofio se identifica con la base de la alimentación de Canarias y gofio La Piña se identifica como la marca madre del gofio"
VER SU HISTORIA

Isabel Díaz

"Exportar es muy importante porque genera un efecto de arrastre en la economía local"
VER SU HISTORIA

Inma Rodríguez Déniz

Llevo en la fábrica desde 2014, entré con una beca de la Fundación Universitaria, luego me quedé con un contrato de sustitución. Estudié Ingeniera Técnica Industrial, especialidad Química, e Ingeniería de Organización Industrial.

El gofio siempre ha estado presente en mi vida, como en la de cualquier canario, pero nunca pensé que lo estaría aún más. El gofio se identifica con la base de la alimentación de Canarias y Gofio La Piña se identifica como la marca madre del gofio.

Es un alimento noble y sano, muy arraigado a nuestra historia. En la época de la guerra la gente solo tenía para comer gofio, papas y potaje, no había otra cosa. La leche era para vender, así que muchas familias habitualmente se alimentaban con “ralas de café y gofio”. Cuando los muchachos se iban para la mili a península, el gofio tenía siempre un hueco en la maleta.

Y ese recuerdo, esa tradición, en la actualidad es ya una costumbre. Desayunar gofio es estar en casa aunque vivas lejos. ¿Quién de nosotros no ha llevado un paquete de gofio a nuestros amigos o parientes en la península?

Y más allá del sentimiento, muchos turistas prueban el gofio estando aquí y quedan encantados, tanto que nos buscan por internet y por las redes sociales, vía por la que nos llegan pedidos particulares. Incluso antes de la era de internet también pasaba esto. Tenemos un cliente que vive en el País Vasco y lleva 25 años comprándonos gofio para consumo propio. En Málaga  tenemos otro cliente similar.

Hace poco enviamos gofio por paquetería a una persona que vive en Miami y que nos lo solicitó por Facebook. Es un poco de romanticismo por nuestra parte, amor al producto. ¡No queremos que nadie en el mundo se quede sin su gofio!

 

Cuando voy al supermercado siempre me fijo en la zona donde están nuestros productos, y cuando veo que alguien está eligiendo entre una u otra variedad, pero está dudando y lee las etiquetas, yo me acerco para colaborar con ellos y les ofrezco mi ayuda, siempre sin decirles que trabajo en Gofio La Piña para que no piensen que les recomiendo el producto de manera interesada.

Nosotros somos un familia. Un abuelo, que lleva trabajado 40 años en esta empresa, y su nieta; un compañero que toca la guitarra y alegra las fiestas del Pino. Un corredor de montaña, un señor que juega al baloncesto, dos chicos que disfrutan de los rallys como niños, un señor que camina 5 km en la playa de Las Canteras, una compañera que recorre cada fin de semana los senderos de la isla y yo, una voluntaria de Protección Civil que estará ahí para cuidar de los demás. Simplemente somos personas  a las que cualquiera se puede cruzar por la calle. Detrás de cada paquete de gofio hay un poquito de cada uno de nosotros.

Isabel Díaz

Gofio La Piña tiene muy claro que una parte de su futuro es exportar su producto a mercados internacionales. Con ese objetivo los responsables de la marca iniciaron en el 2010 un refuerzo en esa política exportadora y en ese marco se comenzó colaborar con el Programa Mundial de Alimentos exportando gofio a Argelia con destino a los refugiados.

Exportar es muy importante porque genera un efecto de arrastre en la economía local, repercute en la creación de puestos de trabajo para cubrir la demanda de productos y aumenta la necesidad de acudir a otras empresas tales como operadores logísticos, transportistas, envasadoras y demás proveedores locales. Es importante destacar que todos nuestros proveedores son locales. Y en gran parte podemos hacerlo gracias al apoyo del consumidor canario porque aquí Gofio La Piña es una marca consolidada.

La exportación no solo es un indicativo de la fortaleza de la industria regional. Además,  contribuye a mejorar la imagen de las Islas Canarias en el exterior. Exportamos productos con indicación geográfica protegida y siempre dejamos claro que somos un producto Made in Canary Islands.

Ese es uno de los motivos por los que intentamos posicionarnos en mercados europeos de donde proceden buena parte de los turistas que visitan Canarias. Ese turista prueba el gofio aquí, cuando viene, y le encanta, pero necesita poder encontrarlo en su país para seguir consumiéndolo.

De esta manera, la empresa se ha planteado una estrategia de internacionalización a tres años para dar el salto a Península, a Europa y a África Occidental, principalmente a Mauritania, un país al  que en la actualidad  estamos enviando un total de diez contenedores al año con el fin de que sirva de entrada a otros países como Senegal, Ghana e incluso Marruecos. Por otra parte, exportamos también a la República Checa y a Eslovaquia.

Para el mercado europeo hemos realizado exportaciones puntuales a tiendas especializadas de productos españoles o canarios. Nuestra idea es que la gama ecológica sea la que coja más fuerza, pretendemos explotar el sector ecológico y gourmet. Uno de los temas que estamos desarrollando actualmente es la venta online.

El sitio más lejano a donde llega nuestro producto en este momento es a Estados Unidos, enviamos gofio de trigo para un cliente que lo vende bajo su marca.

Momentos enGofio La Piña