KaliseHistorias

Paqui Ramos

"Me emociona el poder hacer llegar este testimonio a todos los canarios"
VER SU HISTORIA

Jorge Luis Naranjo Henríquez

"Un valor muy importante que tiene nuestra compañía son las personas"
VER SU HISTORIA

Paqui Ramos

Mi trabajo consiste ayudar a desarrollar las ideas que se presentan para realizar nuevos productos. Se podría decir que yo hago el prototipo para que quienes los diseñan puedan constatar cómo quedan en la realidad.

Todo comienza cuando se presenta la idea en un comité de desarrollo. En base a las materias primas que tenemos se intenta plasmar lo que se está solicitando. A veces tengo que ajustar algunos componentes para que el sabor, color, aroma y textura del prototipo de producto que yo realizo sea lo más similar posible al resultado final de la elaboración en las grandes máquinas.

Es un trabajo muy artesanal y preciso. Lo hago con mucho cariño. Formo parte de un equipo en el que todos trabajamos con mucha ilusión para intentar mejorar nuestros productos a la vez que buscamos innovar. Creemos que esta es la mejor fórmula para ofrecer a los canarios lo mejor de nosotros y de nuestro trabajo.

Hace veintisiete años que trabajo en esta empresa. Desde siempre, cuando voy por la calle y veo un cartel de Kalise o cuando estoy frente a nuestros productos en el supermercado, no puedo dejar de sentir que yo formo parte de cada uno de esos productos.

Me emociona el poder hacer llegar este testimonio a todos los canarios porque siento que es muy importante consumir los productos que nuestra industria nos ofrece. No solo para que nos sintamos satisfechos por tomar algo rico sino también para que crezca nuestra economía y puedan crearse más puestos de trabajo.

Jorge Luis Naranjo Henríquez

Tengo la marca muy arraigada. Recuerdo de pequeño ver los carteles de Kalise cuando iba al estadio o cuando iba a la playa. Pasados los años, cuando terminé los estudios de ingeniería, vine a Kalise para coger unos datos para mi proyecto de fin de carrera y me ofrecieron trabajar aquí. Rechacé la oferta porque si me ponía a trabajar no podría terminar mi proyecto. La empresa me ofreció el turno de noche con la posibilidad de poder ocupar las horas de poco trabajo con mis tareas del proyecto final de carrera y lo acepté. Y así empecé, trabajando de noche, siendo responsable de la limpieza industrial de todas las líneas de envasado.

En aquella época se iniciaba el uso del AutoCAD, ampliamente utilizado en la arquitectura. Un día, cuando terminaba mi jornada laboral, vi a uno de los directores manejando unos recortables para definir como se podría modificar la instalación. Le dije que eso ya no se hacía así y le mostré cómo funcionaba ese programa informático. De la noche a la mañana me compró un ordenador y elaboré el plano de una línea nueva que había que instalar. Se quedó fascinado y empecé a colaborar con el equipo de daneses que trabajaba en ese proyecto. Hasta he elaborado diseños de helados con AutoCAD.

Seguí progresando y conociendo  la empresa mientras estuve haciendo sustituciones  cuando los responsables de departamento se iban de vacaciones. Esto me permitió conocer todas las áreas del proceso. También trabajé como adjunto al jefe de ingeniería y mantenimiento. Una vez que mi jefe se jubiló, pasé a tener esa responsabilidad. Ahora soy  jefe de la planta industrial, dando soluciones, que es lo que me gusta. Un valor muy importante que tiene nuestra compañía son las personas.

Tenemos una parte de la plantilla que lleva aquí muchos años. También está entrando gente joven, universitarios, estudiantes de FP. Y hay quienes como yo, vienen a hacer su trabajo final de carrera.

Kalise es una empresa relativamente grande que conserva el espíritu de una empresa familiar. Las decisiones no se toman fríamente. Se tiene en cuenta a las personas con su nombre y apellido y no como un número porque los directores conocen la trayectoria de cada una de esas personas. Es una empresa comprometida socialmente con el entorno, con la sociedad. Solo basta mirar los carteles en cualquier evento deportivo o solidario y comprobar que Kalise siempre está presente. Comprar un producto de Kalise es también, de alguna manera, apoyar esa actividad solidaria. También es ayudar a sostener los puestos de trabajo que genera la empresa, incluso la actividad de las pequeñas empresas que nos ofrecen sus servicios.

Momentos enKalise