Smurfit KappaHistorias

Manuel Manzano Marrero

"También tenemos que aplicar el orgullo canario a la hora de hacer una compra"
VER SU HISTORIA

Francisco Suárez Báez

"Estamos todos interrelacionados por nuestro trabajo"
VER SU HISTORIA

Manuel Manzano Marrero

Trabajo en esta empresa desde hace 25 años. Empecé muy jovencito, tenía poco más de veinte años. Actualmente soy delegado comercial de la empresa.

La empresa ha cambiado de dueños aunque siempre han mantenido a sus empleados, los que hemos ido creciendo dentro de la empresa y adaptándonos a cada etapa. Por suerte la llegada de Smurfit Kappa le dio solidez, renovación y competitividad a la fábrica, algo que todos agradecemos porque para nosotros esta es nuestra segunda casa, además de ser nuestro medio de vida.

En general, cuando el consumidor compra un producto no solo está comprando ese producto sino que alrededor del mismo están otros productos que muchas veces no son percibidos como productos. Uno de esos “productos invisibles” es el que hacemos nosotros, el embalaje, cajas de cartón hechas en Canarias. Así, el consumidor, cuando adquiere un producto de nuestra tierra está creando una cadena de valor porque detrás de un producto hay muchos de esos “productos invisibles” y que no solo somos nosotros, embalajes, también hay transportistas y toda una larga lista de proveedores que hacen posible la existencia del mercado tal y como lo conocemos.

 

Tenemos que ser conscientes de que con cada compra de un producto manufacturado aquí en Canarias estamos aportando riqueza a nuestras islas.

Pero además de aportar esa riqueza, también ganamos en calidad de servicio porque nuestros pedidos se sirven en una semana, en cambio, un pedido a un proveedor de la Península puede tardar hasta un mes. Por otra parte, nuestros tiempos de respuesta en caso de problemas son mucho más cortos, por lo que el cliente optimiza su tiempo y sus recursos.

También tenemos que aplicar nuestro orgullo canario a la hora de hacer una compra con el fin de defender nuestra economía y la calidad de nuestras empresas.

Nuestro mercado está mayormente en Canarias. En alguna ocasión hacemos alguna exportación, pero todos nuestros productos se colocan en el mercado regional. Si bien Smurfit Kappa es en una multinacional, los que trabajamos aquí somos todos canarios, vivimos aquí y nos beneficiamos de la actividad que la empresa desarrolla aquí.

Francisco Suárez Báez

Hace 36 años que trabajo en la empresa. Empecé de cero, apilando material en la salida de plancha en donde se procesa el cartón, luego pasé a trabajar en una impresora muy antigua en la que había que lavar los rodillos a mano. Era una época donde aún no se miraba la seguridad en el trabajo. Había tres turnos y éramos unas cincuenta o sesenta personas trabajando

En todos estos años he visto el progreso de la industria. Se ha ido avanzando, hay más máquinas, la producción va más rápido, la seguridad es mayor y nos capacitan permanentemente. Siempre me ha gustado aprender y en esta empresa he ido aprendiendo a medida que la tecnología se iba incorporando a nuestro trabajo.

Entre mis mejores recuerdos de tantos años de trabajo destaco el compañerismo entre los trabajadores, el apoyo mutuo. Entre todos nos hemos ayudado ante las situaciones personales adversas. Recuerdo una ocasión en la que a un compañero se le incendió su casa y todos colaboramos para que pronto pudiera tener de nuevo su hogar, incluso la empresa le adelantó dinero para comprar los muebles. No nos conocíamos de nada y nos fuimos haciendo como de la familia, siempre en torno al trabajo con el cartón.

El embalaje está presente en nuestras vidas más de lo que nos imaginamos. Siento orgullo cuando hago una caja nueva y sale bien, a gusto y necesidad del cliente.

Para cualquier persona una caja de cartón carece de importancia, pero yo no puedo dejar de mirar en el supermercado si la caja que tengo delante pasó por mis manos. Lo puedo saber porque todas tienen su identificación. Llevan marcas por las que se puede conocer su procedencia y momento de producción.

Aunque estemos en plena modernidad tecnológica y todo lo hagan las máquinas, es importante saber que hay una persona que está pendiente de esa línea de producción donde se dobló el cartón para hacer una determinada caja. Es cierto que ya no las hacemos a mano como cuando yo empecé a trabajar, pero igualmente podríamos decir que cada una lleva una especie de firma que identifica al responsable de su producción.

Estamos todos interrelacionados por nuestro trabajo, nuestras cajas están presentes en muchas empresas canarias de diferentes áreas. Una caja nuestra puede llegar al consumidor tanto llevando frutas como un ordenador que se acaba de comprar.

Momentos enSmurfit Kappa