LambdaHistorias

Fina Ojeda Santana

Fui la primera mujer en trabajar en la planta.
VER SU HISTORIA

Antonio Vega Brito

Me siento orgulloso de pertenecer a esta familia.
VER SU HISTORIA

Fina Ojeda Santana

Empecé a trabajar en Lambda en 1985, ni siquiera había abierto la fábrica. Eran momentos difíciles para las familias canarias, pero me dieron la oportunidad de ser secretaria de dirección.

Fui la primera mujer en trabajar en la planta, y la única durante los tres primeros años de producción. Fui quien se encargó de preparar toda la inauguración de la planta, recuerdo que ese día vinieron muchas autoridades y las personas más importantes de la industria en Canarias.

Los inicios fueron duros, todos trabajamos mucho para sacarlo adelante, pero con dedicación logramos hacernos un hueco en los hogares canarios, y que las familias de aquí reconocieran la calidad de nuestros productos.

Con el tiempo empecé a llevar otros departamentos, y pude conocer de primera mano la labor de los departamentos de administración, comercial y recursos humanos, hasta que finalmente en 2007 pasé a ser la jefa de administración. Más tarde, al formar parte de Premium Mix continué realizando las labores de contabilidad de la fábrica.

La fábrica ha cambiado mucho desde aquel entonces, al principio hacíamos las nóminas de los empleados a mano. Hoy en día, hemos incorporado nueva maquinaria y tecnología, y los procesos han mejorado mucho, incluso exportamos parte de la producción que generan las casi 30 familias que forman parte de Lambda.

Recuerdo que al principio, cuando empecé a trabajar en Lambda mis amistades me preguntaban si hacíamos los zumos mezclando agua y polvo. Siempre me he sentido orgullosa de poder explicarles que nuestros zumos están hechos con fruta, y que además fuimos pioneros en no incorporar conservantes ni colorantes artificiales.

La fábrica significa mucho para mí, incluso fue aquí donde conocí a mi marido. Puedo decir que me ha aportado muchas cosas buenas, cuando estoy aquí me siento como en casa.

Eso es lo mejor de trabajar aquí, sentirme como en familia. Hay muy buen ambiente, y aunque ha cambiado mucho, aún mantengo el contacto con algunos de los compañeros que estuvieron en la planta conmigo en el año 85.

Antonio Vega Brito

Empecé a trabajar en la fábrica antes de que abriera, en el año 85. Yo me encargaba de salvaguardar toda la maquinaria nueva que llegaba y velaba porque estuviese en buenas condiciones y cuidada hasta la inauguración.

 

A lo largo de estos años he desarrollado muchas funciones en la fábrica. Empecé siendo un operario de la llenadora y otras máquinas cuando la planta empezó a operar. Incluso he sido ayudante de laboratorio. Gracias a toda esa experiencia conozco bien todos los procesos y hoy en día que soy jefe de línea me encargo de verificar que todo el proceso vaya bien.

Vengo temprano por las mañanas a poner las máquinas en marcha, organizo al personal, verifico el buen funcionamiento de la línea de producción y hasta compruebo las fechas de caducidad de los productos. Tenemos que garantizar que todos nuestros productos tienen una calidad óptima.

Lo mejor de trabajar aquí es que siempre puedo estar activo, innovando. Soy una persona curiosa y me apasiona la mecánica, por eso he colaborado en los procesos para adaptar la maquinaria a nuevos requerimientos de diseños y formatos, y han contado conmigo para saber cómo poder mejorar

Me encantan los retos y ayudar a afrontar cualquier problema con la maquinaria. En ese sentido somos muy cercanos a otras industrias con las que colaboramos si es necesaria ayuda o repuestos. Recuerdo que al principio teníamos que paletizar a mano, ahora contamos con una paletizadora y nueva maquinaria para que podamos hacer nuestro trabajo de forma más cómoda y segura.

Desde que abrió hemos luchado por nuestra planta, por hacernos un lugar en el mercado canario y que nos conozcan y quieran en los hogares canarios.

Han sido muchos cambios a lo largo de los años, pero me siento orgulloso de pertenecer a esta familia.

Momentos enLambda