← Volver

JESÚS GONZÁLEZ ÁLVAREZ

Son varias las cosas que he hecho aquí en Celgán. Se podría decir que he hecho de todo. He estado como repartidor, también en el almacén y ahora trabajo en la sección de materias primas. Llevo catorce años y soy de los que menos tiempo lleva trabajando aquí, a excepción de los recién empleados.

Yo siempre he reconocido a Celgán como una empresa pionera en Canarias, a la que he admirado mucho y en la que siempre tuve interés por entrar a trabajar. Es una empresa estable, tienes tu sueldo, tu horario y el ambiente es cordial y familiar. Todos nos llevamos muy bien.

Desde el año ochenta estoy trabajando en la calle con trabajos eventuales.  Conozco mucho el sector. Cuando se me presentó la oportunidad de trabajar aquí, no lo dudé. Yo tengo carné de camión. Creo que podría conseguir otro trabajo, pero prefiero estar aquí, por la seguridad, la seriedad y todo lo que esta empresa significa.

Cuando empecé tenía que levantarme a las cuatro de la mañana para cumplir con mi turno que empezaba a las cinco, porque en el  tema de reparto hay que estar en el cliente a las seis de la mañana.

Ahora estoy en la sección de materias primas. Recibimos todo lo que nos traen los proveedores, controlamos el almacén –materias primas, ingredientes y embalajes- y suministramos a fábrica de lo que precisan para la producción.

En Celgán somos una familia. Es algo que se siente y se transmite desde que entras en la fábrica. Todos sacamos diariamente esto para adelante, si no lo hacemos nosotros, ¿quién lo hará?

Los productos que no se pueden entregar al mercado porque tienen algún fallo en el etiquetado o algún defecto de forma, jamás de contenido, son inmediatamente destinados a una ONG. Asimismo, se patrocinan actividades deportivas, sociales y benéficas. Esto es algo que a todos los empleados nos hace sentir muy orgullosos.

Esta empresa me ha dado estabilidad, con todo lo que eso significa también en la vida personal. De todos, como consumidores, depende que sigamos adelante porque si compran nuestros productos, que son de excelente calidad, sanos y frescos, esta fábrica seguirá en pie por muchos años más.