← Volver

VICTOR NAVARRO OJEDA

Empecé a trabajar en el Departamento de Nutrición Animal, en la Facultad de Veterinaria de la ULPGC, donde estudié la carrera de veterinaria. Capisa se puso en contacto con la facultad buscando un becario para un nuevo proyecto que consistía en la puesta en marcha en un nuevo aparato llamado NIRS, un acrónimo de  Sistema de Reflectancia por el Infrarrojo Cercano. A partir de ese momento empecé a trabajar aquí. El NIRS  es una herramienta muy valiosa porque ataca a las moléculas de los diferentes compuestos orgánicos y emite una foto, que se correlaciona con un informe analítico del laboratorio de referencia y así puedes generar una calibración, una ecuación propia. A partir de ahí, se pueden analizar los piensos sin enviar muestras al laboratorio, sin utilizar químicos. De esta forma,  obtenemos rápidamente los resultados, sin alterar nada.

De las materias primas y de los piensos elaborados analizamos la composición nutricional: proteínas, grasas, fibras, etc. También pertenezco al departamento de formulación, que es donde generamos las fórmulas que luego van a ir a fabricación. Con el NIRS también analizamos la leche. En un minuto le podemos dar los resultados al ganadero y en base a eso modificar la alimentación de los animales en las granjas, con su consiguiente repercusión en productividad. Es un servicio que prestamos a nuestros clientes, con el fin de mejorar el rendimiento.

Aportamos mucho a la cadena de valor.  Ofrecemos a los ganaderos una herramienta de análisis que mejora el rendimiento y la salud de sus animales. Y en base a ese resultado, ellos pueden optar por un alimento más adecuado para ese momento.

Las posibilidades del NIRS son infinitas. Actualmente estamos desarrollando nuevas ecuaciones para ofrecer más servicios al sector. Tenemos nuestras propias ecuaciones, pero también colaboramos con empresas de Madrid. Podemos afirmar que estamos a la vanguardia en la tecnología de análisis en el área de nutrición animal. Es una herramienta que utilizamos desde hace 12 años, y no solo para nuestros servicios, sino que también colaboramos con I+D+I con el Instituto Canario de Investigación Agraria.

Nuestra meta es innovar para mejorar la calidad de nuestros productos, que están íntimamente ligados al sector productivo primario de nuestro Archipiélago, y que, posteriormente, llegarán a la mesa de todos los canarios.